Buscador
FRANQUICIAS IDEAS DE NEGOCIO GUÍA DEL EMPRENDEDOR
Ver revista digital

Menopausia, ¿motivo de renuncia? Aprende cómo abordar el tema

Para algunas mujeres, el atravesar la menopausia y el malestar que suele representar, las ha hecho renunciar o pensar en hacerlo.

¿Renunciarías por los efectos de la menopausia?
¿Renunciarías por los efectos de la menopausia? © Vía Midjourney

Durante su etapa laboral, las personas se enfrentan a una serie de cambios en todos los sentidos: físico, emocional, intelectual, etcétera. Algunas de estas transformaciones tienen un mayor impacto que otras, tal es el caso de la menopausia. ¿Presentarías tu renuncia por ella?

Este inevitable proceso biológico que enfrentan todas las mujeres está acompañado por determinados síntomas que pueden generar algún grado de incomodidad, pero que para algunas trabajadoras, son tales las molestias que se convierten en un obstáculo en el día a día e, incluso, en un motivo para renunciar.

Para saber más: Los Ángeles de Charlie y Pepper Potts invierten en una startup para la menopausia de la Generación X

Un estudio realizado a trabajadoras en Estados Unidos por Biote, compañía líder en innovación en la medicina preventiva y de precisión, arrojó que el 40% de las encuestadas dijo que la menopausia interfirió con su desempeño laboral al menos una vez a la semana, mientras un 20% aseguró que experimentó esta situación diariamente o varias veces al día.

La misma compañía también comparte que debido a este proceso biológico, un 17% de ellas ha renunciado o al menos considerado dejar un trabajo debido a los síntomas de la menopausia.

¿Renunciarías por los efectos de la menopausia?
Depositphotos.com

¿Qué es la menopausia y es motivo de renuncia?

De acuerdo con la Organización Mundial de Salud (OMS), la menopausia es el periodo de las mujeres que marca el final de sus años reproductivos. Este proceso de envejecimiento biológico comienza alrededor de los 45 o 55 años y llega acompañado de algunos síntomas que, afirma el organismo, pueden “afectar al bienestar físico, emocional, mental y social” de quienes lo atraviesan.

Entre los síntomas que se suelen experimentar se encuentran:

  • Sofocos y sudores nocturnos.
  • Cambios en el ciclo menstrual: flujo, regularidad, y cese gradual del mismo.
  • Dificultad para dormir.
  • Cambios en el estado de ánimo: ansiedad, depresión, etcétera.
  • Cambios físicos: aumento de peso.
  • Problemas para concentrarse.
  • Dolores de cabeza recurrentes.

En la actualidad, aunque la sociedad ha evolucionado y hay temas que han dejado de ser tabú, la menopausia aún sigue siendo un estigma social con el que las mujeres deben lidiar. Biote reporta que un 87% de las encuestadas afirmó no hablar del tema con sus empleadores por temor a ser discriminadas, que sean vistas como débiles o piensen en los síntomas como excusas.

Es precisamente por esto que las trabajadoras prefieren llevar en silencio este proceso, a pesar del impacto que pueda tener tanto en su calidad de vida como en su desempeño laboral. Esta situación, incluso, pude hacer que ronde por su mente la idea de abandonar el trabajo para sobrellevar de mejor manera sus malestares.

¿Cómo abordar la menopausia en el entorno de trabajo?

Al ser una etapa por la que invariablemente atravesarán las mujeres en edad activa para laborar, es fundamental que las empresas comiencen a tomar cartas en el asunto. Pero ¿qué hacer al respecto?

Conoce más: Negocios de famosos emprendedores que puedes modelar: inspírate

La OMS y otros especialistas en el sector salud como Simply Health UK, coinciden en algunas recomendaciones para que puedas convertirte en parte de la red de apoyo de tus trabajadoras que experimentan la menopausia:

  1. En primer lugar, es importante ser consciente sobre el significado e implicaciones de la menopausia y cómo esto puede impactar la calidad de vida de tus colaboradoras. Desde el conocimiento es más sencillo actuar.
  2. Derriba los estigmas alrededor del tema y crea canales de comunicación abiertos en los que las personas involucradas puedan sentirse libres de expresarse acerca de cómo se sienten física y emocionalmente.
  3. El estar previamente sensibilizado permite entender que este proceso se vivirá de forma muy distinta de una persona a otra, por lo que es importante evitar generalizar en las soluciones y crear respuestas a partir de las necesidades de cada caso.
  4. Ser tan flexible como sea posible es fundamental para así permitir que cada una de tus empleadas pueda atenderse. ¿Tal vez necesita un día libre? ¿Posiblemente pueda irse más temprano a casa o llegar más tarde a la oficina?
  5. La adaptación de los espacios físicos también puede marcar la diferencia, desde regular la temperatura del aire acondicionado hasta el uso de ventiladores pueden hacer más llevadera la jornada laboral.
  6. Sensibiliza al resto del equipo sobre este y otros temas de salud que pueden tener un impacto en la vida de las personas. Aunque considera también ser discreto pues, aunque la menopausia debe dejar de ser un tabú, tienes que respetar el deseo de cada persona de sobrellevar su proceso tan abierto o cerrado como desee.

Al igual que la menstruación, convertirse en padres, tener alguna enfermedad, etcétera, la menopausia es una situación natural pero que necesita abordajes especiales para que, como empresa, puedas contribuir a mejorar la calidad de vida de quienes contigo trabajan.

¿Conoces a alguien que podría presentar su renuncia por el efecto de la menopausia?

Carrera Menopausia renuncia Salud
autor Comunicóloga y mamá. Con 10 años de experiencia, he podido contar historias relacionadas con los negocios, finanzas personales, cultura laboral, emprendimiento y tecnología.