Buscador
LO MÁS VISTO
FRANQUICIAS IDEAS DE NEGOCIO GUÍA DEL EMPRENDEDOR
Ver revista digital
27-12-2021, 2:59:00 PM

Lo que empezó como un proyecto aficionado de un joven coahuilense acabó siendo un best-seller en Amazon

A Alex Carrillo siempre le decían que "de Saltillo no se sale", pero este ilustrador ha demostrado que se puede vivir del arte.

Cortesía Alex Carrillo
Cortesía Alex Carrillo © Cortesía Alex Carrillo

Todos hemos escuchado que si te dedicas a las humanidades, “te vas a morir de hambre”. Son disciplinas no muy bien recibidas en la sociedad y están asociadas con el fracaso. Aquellos que lo logran son un porcentaje muy pequeño en el cual no deberías de fundamentar tus aspiraciones. Pero AlexCarrillo, un joven de SaltilloCoahuila,ha probado que con determinación y pasión puede hacer lo que le gusta y usarlo para navegar dentro del mundo de los negocios para ganar dinero. 

Como muchos, sucumbió a la presión externa y decidió estudiar una carrera que no tenía que ver con sus ambiciones artísticas. Uno de sus profesores incluso lo felicitó por no decidir no dedicarse al arte. Fue con ese comentario que cambió de opinión y se salió de la carrera. A partir de ahí se dedicó a hacerse nombre como ilustrador. 

En agosto del año pasado, en plena pandemia, creó su primer proyecto: un libro para colorear titulado Faces. Este no solo busca generar la creatividad en quienes lo compren, sino que quería honrar la diversidad y mostrar a través de su arte que no importa quien seas, debes ser incluido. 

Cortesía Alex Carrillo
Cortesía Alex Carrillo

“Yo hacía todo rodeado de computadores y me quería despejar de eso. Sentía que mi creatividad no estaba fluyendo y decidí hacer el proyecto. El libro se llama Faces (Caras, en inglés), y es un libro para colorear y lo que yo quería mostrar eran personas diferentes. Sin importar el género, sin importar la manera de ser, ni tus atributos físicos, sin importar nada… diferentes personas conviviendo.”, Alex contó sobre los comienzos de su carrera en entrevista con Emprendedor.com

Lo que empezó como un proyecto aficionado acabó siendo un best-seller en Amazon. Estuvo buscando diferentes maneras de publicar el libro. Tocó base con editoriales que sí le abrieron las puertas, pero le querían cambiar varias cosas a su trabajo. Entonces Alex decidió autopublicarse en la plataforma de Amazon, Kindle Direct Publishing. Para su sorpresa, el día después de haber su cargado su obra en el marketplace un amigo le habló para decirle que Faces que estaba al lado de JK Rowling y que ambas obras se estaban peleando el primer lugar en la categoría de Arte y Cultura. Antes de sacarlo había hablado con su mamá y le dijo que con que una persona comprara su libro iba a ser el más feliz del mundo, por lo que los resultados inesperados que obtuvo fueron más que increíbles. 

Para Alex, lo más difícil de todo el proceso ha sido empezar. Cuando comenzó no tenía una audiencia. Sabía cuáles sueños quería lograr, pero no tenía las bases, las herramientas. Para empezar tenía que saber qué tipo de artista quería ser y cómo le iba a hacer para destacarse internacionalmente. Sus redes sociales han sido el medio principal por el que ha ido consiguiendo oportunidades y creciendo su audiencia. Siempre le decían que de Saltillo no se sale y la primera vez que se dio cuenta de que sí podía lograrlo fue gracias a Instagram. Cuando abrió su cuenta tenía 15 seguidores, pero hizo un dibujo de la película de Coco en un cuaderno de la marca Scribe.

Su arte salió de Saltillo y llegó a una marca nacional. Al año siguiente lo invitaron a colaborar a hacer un dibujo de San Valentin, les volvió a encantar su trabajo. Agradece que no se fijaron en la cantidad de seguidores ni en alcance que tenía en aquel entonces porque le permitió crecer. De ahí sacó más proyectos y empezó a colaborar con más marcas.

A pesar de que su libro es un best-seller, no es su fuente principal de ingresos. Las colaboraciones suelen ser muy benéficas en ese sentido. A Alex le piden muchos dibujos personales y de ahí también ha ido creciendo su negocio. cree que como artista es muy importante saber cómo moverte en este mundo, conseguir diferentes oportunidades económicas y vender tu trabajo. 

Cortesía Alex Carrillo
Cortesía Alex Carrillo

“Ayuda mucho porque como artista hace que tu arte vaya poco a poco incrementando de valor. Creo que al final del día es saber como tú como artista puedes vender tu historia, saber cómo llegar a diferentes mercados. El tener diversas colaboraciones ha provocado que mucha gente me pida piezas”, aconsejó sobre cómo ganarse la vida con el arte. 

El aventarse a diferentes posibilidades en mercados diversos lo ha llevado a lugares muy inesperados. Por ejemplo, incluyó la marca Drew House en uno de sus dibujos y la ilustración fue retuiteada por el fundador y cantante Justin Bieber. Eso fue un momento sorprendente y de mucha validación, pero a pesar de que sea un evento emocionante no es lo más impresionante que ha logrado en su carrera como artista. 

Desde que es un niño, su sueño más grande ha sido ser el director de una película animada. Hace poco tuvo la oportunidad de darle una probadita a este mundo cuando creó su propio cortometraje como proyecto para una clase. El video trataba de un joven que amaba escribir, pero tenía miedo de perseguir su pasión. Cuando vio la reacción positiva de sus compañeros, decidió enseñárselo a más gente y después meterlo a dos festivales en los cuales tuvo muy buenos resultados. 

Cortesía Alex Carrillo
Cortesía Alex Carrillo

“Quería retarme a mí mismo. Es una historia inspirada en mi sueño, obviamente con algunos cambios. Fue como un paso más cerca hacia lo que quiero hacer entonces estaba bastante contento cuando llegaron los resultados de los festivales.”, dijo el ilustrador. 

Alex estaba registrado en una página donde había diferentes artistas visuales y a través de esa plataforma le mandaron una convocatoria para participar en la exhibición del museo de Walt Disney. Por la pandemia había cerrado, pero quisieron hacer una exposición virtual enfocada en la canción de Disney “Es un pequeño mundo”.

“Fue un dibujo que me gustó mucho por lo que representa. La canción que eligieron habla de personas de diferentes partes del mundo y da el mensaje de que algún día va a haber paz en el mundo si volteamos a ver al otro”, comentó Alex.

Cortesía Alex Carrillo
Cortesía Alex Carrillo

Como cumplía 55 años la canción, se le ocurrió poner 55 personajes de diferentes culturas y ponerlos todos juntos. El reto fue investigar sobre las diferentes culturas, como representarlas sin faltarles el respeto y cómo representarlos de la mejor manera para que fuera un tributo a ellos. En la convocatoria participaron miles de personas de todo el mundo, pero el dibujo de Alex fue el más grande dentro de la exhibición e hizo que se diera cuenta de que si te enfocas en hacer las cosas bien, los resultados van a llegar. 

Ahora quiere usar todo lo que ha aprendido para ayudar a otras personas. Ha estado dando conferencias sobre su viaje al mundo del arte. Quiere romper el estereotipo del “artista muerto de hambre” y mostrar que sí se puede ganarse la vida con el arte. 

“Hay que confiar mucho en el sueño de uno, ayudar a personas que poco a poco impulsen a decir que lo van a intentar. A lo mejor puede ser difícil al principio, pero una vez que das el primer paso sólo es cosa de seguir avanzando”, reflexionó el artista sobre su propia experiencia. 

Amazon Arte Emprendedores Historias de emprendedores