Buscador
FRANQUICIAS IDEAS DE NEGOCIO GUÍA DEL EMPRENDEDOR
Ver revista digital

Planograma ganador y los tips para hacerlo

Te damos algunos tips antes de hacer tu planograma.

© commons.wikimedia.org

Herramientas como el planograma, te serán de gran utilidad en tu negocio, pues te permitirá visualizar y planear el espacio, lugar y posición estratégica que ocupará cierto producto.

La pregunta aquí es: ¿cómo hacer un planograma funcional y que te ayude a alcanzar tus objetivos? 

Aquí te dejamos algunas recomendaciones que, de acuerdo con la consultora de retail Globalkam, te pueden ayudar a lograr un planograma ganador.  

  1. Haz un estudio de mercado que te permita conocer a tus clientes. 

Considera cómo se comportan tus clientes en las tiendas, sus expectativas y necesidades, el vínculo que tienen con tu producto, qué representa para ellos. 

Además toma en cuenta si, de acuerdo al tipo de producto que comercializas y a las tiendas en las que se vende, es mejor exhibir mayor cantidad de productos o una cantidad menor, pero ordenarla de modo que invite a una mayor interacción. 

Lo ideal al hacer tu planograma es considerar tanto la organización más lógica de acuerdo con el espacio disponible y la psicología de tus clientes, pues de esta forma incrementarán las ventas de tu producto y tendrás consumidores satisfechos. 

Aunque tu producto pertenezca a cierta categoría, al momento de hacer tu planograma considera ubicarlo a lado de otro producto afín al tuyo. 

Por ejemplo, si tu producto son botanas, aunque lo más lógico es ponerlo en el pasillo de snacks, puedes pensar en ubicarlo cerca del área de cervezas y otras bebidas, así los consumidores de cerveza no olvidarán llevar tu producto para complementar su bebida. 

La altura a la que posiciones tus productos en un planograma también es importante. Si tu producto es para niños, no será mala idea colocarlo en los estantes inferiores, pues de esta forma queda a la vista de tu público meta. 

De ahí la importancia de estudiar a tu target, pues entender su comportamiento y sus necesidades te ayudará a la hora de hacer tu planograma para posicionar tus productos en el lugar adecuado: aquel con mayor tráfico o aquel en el que la gente se detenga más tiempo.

  1. Considera surtir correctamente en variedad y en cantidad

Después de conocer el comportamiento de tus clientes, te será más fácil entender, además de la posición que debe ocupar tu producto en las tiendas, qué cantidad y qué variedad de productos debes surtir.

En tu planograma considera dar más espacio a tus productos estrella, es decir, aquellos que son más preferidos por tu público y, por lo tanto, te reportan más ventas. 

Aunado a este aspecto, considera en tu planograma exhibir una mayor variedad de tus productos, cerciórate de que los espacios que ocupan tengan un diseño estético y amigable. 

También es importante cuidar el diseño de los empaques del producto y considerarlo a la hora de establecer su distribución en tu planograma. 

Y un aspecto más que debes cuidar en tu planograma es la correcta señalización, mensajes de marca y demás elementos que permitan a tus clientes una interacción más cercana con el producto. 

  1. Trabaja en conjunto con el personal implicado en la venta de tu producto

Tiendas, promotores, demostradoras son personal que al estar en contacto directo con tu producto, podrían proporcionarte información valiosa sobre el flujo de tus productos en las tiendas y que será muy útil para tu planograma. 

Las tiendas te podrán dar más detalles sobre qué cantidades de producto llegan a sus instalaciones así como de las ventas de tu producto, la cantidad de producto que se va a merma, entre otros. 

Los promotores, que por lo general son quienes acomodan el producto en las estanterías de las tiendas, te podrían dar más información sobre los espacios que le asignan a tus productos, el orden en que lo acomodan, si los clientes compran tu producto aunque aún estén acomodando o pasa largo tiempo para que alguien acuda a tomar tus productos.

Las demostradoras, al ser las más cercanas a los clientes, te pueden dar más información sobre el comportamiento de tus clientes: qué cantidades de tu producto llevan por lo general, cuál es su reacción cuando ellas ofrecen tus productos, si los clientes llevan de inmediato tus productos en sus carritos de compra, se toman más tiempo o los toman pero después los abandonan. 

Como ves, este tipo de detalles pueden serte muy útiles a la hora de hacer tu planograma, por lo que nunca está demás que estés en constante contacto con las áreas involucradas en la venta de tus productos. 

  1. Incluye tus estrategias de comercialización

Tener claros los objetivos de venta que buscas alcanzar te ayudará a hacer un planograma funcional que te permita lograr dichas metas. 

Una vez claros estos objetivos y dependiendo del tipo de productos que vendas, sabrás qué orden proponer en el planograma para su distribución en tiendas. 

Algunos ejemplos de objetivos y sus respectivas acciones, según la consultora de retail Globalkam, pueden ser: 

Aumentar ganancias

Colocar los productos de mayor margen a la altura de los ojos y darles un espacio adicional.

Ubicar tus productos junto a la marca líder del mercado para promover la compra impulsiva, ofreciendo al consumidor una alternativa al líder.

Ganar más clientes premium

Ofrecer una categoría de productos de calidad única para los compradores que buscan algo diferente.

Construir una imagen de valor

La clave estará en los precios de tus productos y el valor que aporten. Entonces lo recomendable será ubicar productos muy específicos en el espacio. 

Incrementar la tasa de ventas

El tip es asignar más espacio a los productos que se venden rápido.

  1. Aprovecha los vínculos entre tus productos

Si ya has invertido suficiente tiempo y recursos en tu identidad de marca y en aspectos externos que la reflejan como los empaques, por ejemplo, ¡aprovéchalos!

Junto a tus productos estrella o aquellos que tu público ya tiene bien identificados y dentro de sus preferencias, ubica otros productos que quieras promover y que hasta cierto punto, complementen al producto estrella.

De esta forma, puedes inducir a las compras de impulso o a las compras por afinidad e identificación entre tus productos. 

  1. Estudia el espacio que ocupan tus productos

Antes de iniciar tu planograma, sea para ocupar por primera vez un espacio con tus productos o para hacer modificaciones en un espacio que ya ocupaban, estudia a fondo ese sitio.

¿Cuántos metros puedes ocupar? ¿En qué tipo de anaqueles o instalaciones vas a poner tus productos? ¿Cuentas con otros accesorios y señalizaciones? Considera, entre otros, todos estos aspectos antes de realizar tu planograma.

Una vez claros estos detalles, considéralos a la hora de hacer tu planograma, cuidando guardar el equilibrio entre variedad de productos, sin llegar al grado de abrumar al consumidor.

Caso similar si estás haciendo planograma para reordenar los productos en determinado espacio. En esta situación en específico, monitorea periódicamente qué tan bien están funcionando tus cambios.

Todo este tipo de consideraciones te ayudarán a generar un planograma más acertado y estratégico que te permita alcanzar tus objetivos de venta. 

  1. Como en todo, la constancia hace la diferencia

Ahora que has iniciado con tu planograma un proceso de orden estratégico de tus productos y su seguimiento, ¡sé constante!

Mantente atento a los cambios que notes en el comportamiento y las preferencias de tus consumidores. 

Infórmate siempre sobre las nuevas tendencias tanto en la industria de tus productos como en los comercios donde los vendas, pues así podrás hacer mejor tus planogramas y los ajustes que se requieran. 

Piensa que todo cambia constantemente, así que siempre toma en cuenta los lanzamientos de nuevos productos, cambios en empaques, presentaciones y demás detalles que te impulsen a hacer cambios en tus planogramas e incluso a innovar. 

TIP EXTRA: Recurre a los expertos

Si tienes clara la importancia de los planogramas pero por cualquier motivo no tienes los conocimientos, las herramientas o el tiempo para hacerlos, tienes dos opciones: no improvisar y contratar a un planogramador; o capacitarte con algún curso o certificación que te brinde los conocimientos necesarios para que puedas hacer por ti mismo los planogramas. 

Marketing planograma planogramador Retail tips Ventas
autor Comunicóloga especializada en periodismo de ciencia y marketing digital. La curiosidad lleva a este ser con personalidad de gato a encontrar vínculos donde aparentemente no los hay. Siempre que puedo, me gusta aportar aunque sea un granito de lo que he aprendido. Fan del mundo del emprendimiento y de las MMA.
SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Newsletter Emprendedor Site