Buscador
LO MÁS VISTO
FRANQUICIAS IDEAS DE NEGOCIO GUÍA DEL EMPRENDEDOR
Ver revista digital

5 lecciones de liderazgo que nos deja el Mundial de Futbol

El Mundial de Futbol nos ayuda a reflexionar sobre el liderazgo y la forma en cómo conformamos nuestros equipos.

¿Qué lecciones de liderazgo encuentras en el Mundial de Futbol?
¿Qué lecciones de liderazgo encuentras en el Mundial de Futbol? © Depositphotos.com

Hablar de liderazgo reflexionando acerca del Mundial de Futbol, como un evento que nos deja grandes lecciones que podemos aplicar en nuestras empresas, es muy interesante. Sobre todo en relación a la planificación constante que define la manera en la cual iniciamos nuestro rol de responsables para el cumplimiento de las metas. Asimismo, respecto a las decisiones que nos llevan a redefinir constantemente la estrategia que debemos ejecutar.

Si lo pensamos, el futbol requiere de habilidades blandas que estén presentes sin duda en el director técnico. También de otros miembros del cuerpo técnico que acompañan la estrategia definida para consolidar un equipo de campeones, y por su puesto en los jugadores. Además, el involucrar una visión estratégica, planificación, trabajo en equipo, tolerancia a la frustración, resiliencia, y la capacidad para motivar a otros, son algunos ejemplos que nos deja el Mundial de Futbol respecto al liderazgo que debemos tener con un equipo.

Lecciones de liderazgo que podemos aprender del Mundial

1. Elige al mejor equipo

Uno de los aspectos que más podemos alinear entre una empresa y del futbol es precisamente la forma en que conformamos nuestro equipo. Apostar por los mejores talentos es algo fundamental, no solamente sobre la base de contratar a muchos Lionel Messi o Cristiano Ronaldo. Sería ideal pensar que eso es factible, pero, en el futbol así como en la vida corporativa, hay que tener un equipo diverso. Tener una escuadra de alto potencial se trata de trabajar con quienes se pueda desarrollar y forma habilidades blandas y técnicas requeridas. No hay que olvidar elegir personas capaces de trabajar hacia un objetivo en común.

Lionel Messi / Imagen: Depositohotos.com

Además, como líderes debemos estar al pendiente del desempeño, tanto individual como grupal, para poner en marcha las estrategias de mejora contínua que debemos implementar. Más importante aún, en el momento oportuno y a la velocidad requeridas. También es clave el fortalecer el desarrollo de habilidades como: resiliencia, adaptación al cambio, creatividad y un fuerte nivel de inteligencia emocional. Asimismo, conocer si cada jugador tiene o no estas competencias y en qué nivel, para implementar las estrategias adecuadas que los encamine hacia la victoria. Un buen director técnico así como un líder empresarial reconocen y retienen a los mejores talentos.

2. Toma decisiones y gestiona los cambios

Luka Modrić
Luka Modrić / Imagen: Depositphotos.com

Otro aprendizaje importante del Mundial de Futbol es la necesidad de hacer y de adaptarnos al cambio constantemente. En un partido vemos a los directores técnicos haciendo cambios de planteamiento conforme se va dando el juego y son los encargados de tomar las decisiones más relevantes que afectarán directamente el resultado del juego, por lo que tienen que tomar control de la situación, analizar constantemente el terreno y a los jugadores todo con el objetivo de alcanzar la victoria siempre en mente. Esto aplica también en el ámbito empresarial, los líderes deben mantenerse abiertos a nuevas opciones y posibilidades, además de analizar rápidamente el escenario, y saber cuál es la decisión más sabia en ese momento; modificar el plan de juego para adaptarlo a medida que evoluciona el entorno es clave.

3. Aprende de las derrotas

Cristiano Ronaldo / Imagen: Depositphotos.com

Los mejores equipos pierden algún partido, así como los mejores líderes cometen errores, pero de todo fracaso siempre hay un aprendizaje. Un buen líder convierte estos fracasos en oportunidades para tomar decisiones, implementar cambios, pensar de forma diferente, pedir ayuda, escuchar a otros, incluso a su mismo equipo; ante una derrota es importante tener un espacio para crear estrategias, lo cual permite fortalecer habilidades propias y del equipo, y por supuesto, enfrentar situaciones similares con éxito en el futuro. Admitir las debilidades y entrenar para superarlas es parte del desarrollo de un líder.

4. La comunicación es parte de la motivación

Kylian Mbappé / Imagen: Instagram

Todo equipo sabe que ganar es el objetivo final, pero la manera en la cual un líder utiliza la comunicación efectiva como una herramienta clave que consolida los cambios, define la diferencia entre las estrategias exitosas y las que no tuvieron un resultado positivo. Sí un líder no logra explicar cómo llevar a cabo el plan definido probablemente terminará en confusión y, lo que es peor, en desmotivación del grupo. Del mismo modo, si la fuerza laboral no entiende los objetivos será difícil para ellos cumplirlos. Como líderes hay que brindarles la perspectiva y el estímulo necesarios para alcanzar su máximo potencial; es muy importante ayudarlos a comprender el “qué” así como también el “cómo”.

5. Proyección hacia el futuro e innovación

Este último punto tiene que ver con la capacidad de ver prevenir en el futuro. Por ejemplo, cuando los equipos van avanzando a las siguientes fases de un torneo deben plantear nuevas estrategias para llegar más lejos. Enfocándonos en el mundo laboral, tiene que ver con la capacidad de detectar las tendencias e innovar; un ejemplo de esto son los avances tecnológicos y la aplicación en los procesos internos, los cuales son fundamentales para que el líder consolide los objetivos de la compañía. Es claro identificar el resultado de las empresas que han consolidado cambios tecnológicos a los procesos de cada área, desde la atracción de talento, los procesos core de negocio, así como los cambios de modelos de trabajo; en cambio, las empresas que se quedaron desempeñándose de la misma manera, sin duda perderán el partido. Será importante entonces, entender el contexto de cada compañía, las necesidades de mejora y actuar en función de ellas para no quedarnos atrás.

Sofyan Amrabat / Imagen: Depositphotos.com

Como podemos ver, el Mundial de Futbol es un gran ejemplo que nos permite seguir aprendiendo sobre cómo fortalecer el liderazgo de las personas, así poder inspirarnos o analizar qué podríamos hacer nosotros bajo la misma situación o en circunstancias parecidas. Así mismo, es muy importante seguir invirtiendo en el desarrollo del liderazgo, pues de acuerdo con el estudio Global Leadership Forecast 2021, a nivel mundial, apenas el 11% de los profesionales de Recursos Humanos dice que tienen una banca de sucesión sólida para ocupar puestos de liderazgo, la tasa más baja que hemos visto en la última década.

liderazgo Mundial de Futbol Qatar 2022