Buscador
LO MÁS VISTO
FRANQUICIAS IDEAS DE NEGOCIO GUÍA DEL EMPRENDEDOR
Ver revista digital

¿Qué hacer después de la pandemia?

Puede parecer confuso saber a dónde y cómo dirigirte después de la pandemia, pero hay aspectos que son clave. Conócelos aquí.

¿Qué quieres hacer después de la pandemia?
¿Qué quieres hacer después de la pandemia? © Deopositphotos.com

Hola, he estado hablando con muchos empresarios en las últimas dos semanas, me preguntan: sabiendo que estamos terminando la emergencia sanitaria: ¿Cuáles son los aspectos a los que debo dirigir mi atención de ahora en adelante?¿Qué hacer después de la pandemia?

Puede parecer confuso saber a dónde y cómo dirigirte, pero hay aspectos que son clave sin importar a lo que te dediques que no puedes pasar por alto. Por ello, te compartiré los siguientes puntos que considero importantes, pero mejor aún te daré algunas de las preguntas críticas que deberás responder e incluso investigar en tu empresa para poder mejorar, así que toma papel y lápiz para dedicar unos minutos a responder, ¡es hora de tomar acción en tu organización!

Qué hacer después de la pandemia

Primero

Habla y asegura a tus clientes, hay que recordar que un 5% de incremento en la retención puede volverse un incremento de hasta un 50% de tus ganancias, es fundamental generar ideas creativas para mejorar la atención. Responde las siguientes preguntas:

  • ¿Cuál es mi retención en % y en tiempo de cada uno de mis clientes actualmente?
  • ¿Qué puedo hacer diferente para asegurar una mejor experiencia de compra?
  • ¿Cuál es la razón por la que mis clientes principales me compran?
  • ¿De qué manera puedo implementar alguna forma diferente de comunicarme con ellos y mantenerlos fieles a mi negocio?

Segundo

Enfócate en mantener lo mejor posible a tus empleados. Sin ellos, el negocio será mucho más complicado. Es importante comprender que la cultura destruye cualquier estrategia si no es la cultura adecuada de trabajo, está debe estar firmemente arraigada y vivirse por todos tus colaboradores, por ello es importante crear relaciones 1 a 1 con cada uno de ellos, que sepan no solo de palabra, sino de acción que son importantes y que pueden confiar en ti, que perciban que estás dispuesto a ayudarlos. Para ello te sugiero que respondas a las siguientes preguntas:

  • ¿Cuál es la cultura de trabajo que quisiera tener dentro de mi organización?
  • ¿De qué manera puedo acercarme más a cada uno de mis colaboradores?
  • ¿Cómo puedo demostrar a cada uno de ellos que pueden confiar en mí?

Tercero

Es hacer previsiones de flujo de efectivo semana a semana para los próximos tres a nueve meses. Haz diferentes escenarios. Recuerda que el flujo de efectivo es la sangre para los negocios, como digo en mi entrenamiento de finanzas, es más importante que tu mamá para el negocio. Si la liquidez fue un factor fundamental en la crisis sanitaria, es tiempo de aprender la lección y de no permitir que esto suceda nuevamente. Si no has elaborado tu reporte de flujo de efectivo proyectado, hoy debes hacerlo sí o sí.

Lo que necesitamos es realismo y acción. La necesidad de hacer una previsión de flujo de efectivo se aplica a todas las empresas: grandes, pequeñas, medianas y micro. Yo diría que especialmente micro, pequeño y mediano segmento están en mayor desventaja porque no acostumbran a llevar exceso de efectivo.

Aquí algunas preguntas que deberás responder al momento de proyectarlo.

  • ¿Cuál prevés que es el comportamiento realista de tus ventas y en que magnitud estás pronosticando que aumentarán o disminuirán?
  • ¿Qué puedes implementar adicional a tus acciones actuales para mejorar tu cobranza?
  • Si manejas inventarios ¿Cuál es la mezcla de productos que debes mantener y cuáles son los que mayor rotación tienen?, ¿Cuántas ventas pierdo por producto negado?
  • ¿Cómo puedo incrementar el plazo de crédito con mis acreedores?
  • ¿Cómo puedo incrementar los periodos de pago con mis acreedores sin que alteré la relación con ellos?

Cuarto

Ahora que las cosas parecen tener un panorama mejor es tiempo de colocar una política de contar con un flujo de 3x cuando menos el costo operativo mensual, mejor si es 6x o 12x. ¿Cuándo vas a lograr esto? no lo sé, pero tan pronto empieces a llevar el control de tu flujo proyectado estarás más cerca de lograrlo.

Para lograr esto con la proyección de tu flujo de efectivo asegúrate que tu saldo en caja crezca mes a mes. El monto adicional que generó la empresa en ese periodo, te sugiero al menos dividirlo en 3, de forma tal que dejes una parte para incrementar tu saldo en flujo, la otra parte para reducir el saldo de tus deudas y una tercera parte la podrás retirar. Si no tienes deudas que cubrir, deja 2 terceras partes como incremento de tu flujo.

Por último…

Por más obvio que parezca, por favor asegúrate de no gastar más de lo que ingresa, ni en tu empresa, ni en tus finanzas personales. El flujo de dinero que entra debe ser siempre más rápido que el dinero que sale de tu organización. No lo tomes a la ligera, pues a pesar de que podemos comenzar a recuperar negocio, este requiere de liquidez para crecer, por lo que, hacer tu proyección ahora mismo, es algo fundamental. Por otro lado, una triste noticia: esto lo deberás hacer tú mismo, tu contador no lo hará, no puede hacerlo mecánicamente y realizar proyecciones basadas en los porcentajes habituales. Si tienes un financiero que te apoye ¡adelante!, de lo contrario deberás hacerlo con tu equipo de trabajo: vendedores, cobranza administración, etc.

Hay que crear escenarios, si consideras estos 3 pilares en tu planeación: clientes, colaboradores y efectivo, será de gran ayuda para salir adelante, recuerda que es tiempo de poner a prueba tu coraje y tu resiliencia. Hacer una planeación y fijar metas es probablemente de las tareas más importantes en cómo puedes aprovechar tu tiempo ahora mismo, es momento de oportunidades, prepárate ahora: y responde adicionalmente estás preguntas:

  • ¿Cómo puedo aprovechar mis recursos para salir con la velocidad y calidad adecuada?
  • ¿Qué necesitan mis clientes y prospectos para aprovechar el momento también?
  • ¿Cómo puedo ser mejor?
  • ¿Qué productos o servicios puedo desarrollar ahora para servir mejor?
  • En concreto ¿cuál es el objetico estratégico para cumplir el próximo año?

Cambia tu estructura, y de ser necesario reduce los gastos, Este es el momento para estar preparado, toma el liderazgo, inspira, motiva, analiza, ve hacia adelante, habla con tu gente y no desperdicies esta gran oportunidad. Es tiempo de reinventarse y salir adelante.

Recuerda que desde mi punto de vista un negocio es un “deporte intelectual que genera efectivo libre y trabaja para el dueño”, y hoy más que nunca, la parte intelectual de pensar críticamente sobre las diferentes opciones para salir adelante es fundamental.

Covid-19 Nueva normalidad
autor Empresario, coach de negocios y coach ejecutivo, conferencista y autor del libro: “Crece tu empresa ¡atrévete!” best seller en Amazon, donde plasma la disciplina de entrenamiento que debe mantener todo dueño de empresa.