Buscador
FRANQUICIAS IDEAS DE NEGOCIO GUÍA DEL EMPRENDEDOR
Ver revista digital

¿Es buena idea solicitar un crédito empresarial en la economía actual?

México se enfrenta a un año crucial con el Proceso Electoral más extenso de su historia y un entorno económico globalmente desafiante.

¿Cómo ves la economia actual?
¿Cómo ves la economia actual? © Vía Midjourney

Actualmente, el crédito empresarial se ha convertido en un componente esencial del plan financiero para muchas empresas. No solo proporciona la liquidez necesaria para aprovechar oportunidades comerciales cuando surgen, sino que también les permite invertir en tecnología, digitalización y expansión sin poner en riesgo su estabilidad financiera. En la economí actual globalizada y altamente competitiva, el acceso al crédito empresarial se ha vuelto aún más crucial, especialmente para las pequeñas y medianas empresas (Pymes), que a menudo tienen recursos financieros limitados para financiar grandes proyectos o expansiones.

La flexibilidad que ofrece el crédito empresarial es invaluable para las empresas de todos los tamaños. Permite realizar compras significativas o iniciar proyectos de inversión sin comprometer su liquidez o su capacidad para responder ante situaciones imprevistas.

Este acceso al financiamiento puede marcar la diferencia entre el éxito y el estancamiento para muchas empresas, ya que les brinda la oportunidad de invertir en el crecimiento a largo plazo y la sostenibilidad.

ANÁLISIS: Crédito bancario al sector privado, sin avances durante el sexenio

Los beneficios potenciales de un crédito empresarial son diversos y relevantes

Desde la adquisición de equipos y maquinaria hasta la compra de propiedades y terrenos, las empresas pueden utilizar los fondos para una variedad de propósitos que eventualmente se traducirán en beneficios tangibles. Sin embargo, antes de optar por un crédito empresarial, es fundamental que las empresas realicen una evaluación minuciosa de sus necesidades financieras específicas y desarrollen un plan detallado para la utilización eficiente de los fondos.

Además, las empresas también deben tener en cuenta el panorama macroeconómico más amplio al tomar decisiones financieras importantes.

El año 2024 presenta una serie de desafíos económicos y geopolíticos que podrían tener un impacto importante en la economía.

En más de 70 países se llevarán a cabo elecciones nacionales. La continua polarización social, la crisis climática, y los distintos conflictos geopolíticos alrededor del mundo, mismos que han provocado disrupciones en las cadenas de suministro, representan un reto para el crecimiento económico general a nivel global.

La economía actual en un año crucial para México

En el caso específico de México, el país se enfrenta a un año crucial con el Proceso Electoral más extenso de su historia y un entorno económico globalmente desafiante. Sin embargo, a pesar de ello, continúa mostrando una resiliencia notable y un optimismo en su crecimiento económico y empresarial. Como principal exportador a Estados Unidos y líder en nearshoring, México sigue atrayendo inversiones extranjeras directas sustanciales.

Esto también presenta algunas oportunidades clave para las empresas mexicanas. La tendencia a la baja en la inflación y las recientes rebajas en las tasas de interés por parte del Banco de México podrían contribuir a un entorno más favorable para la inversión y el crecimiento empresarial. Estos desarrollos pueden hacer que el crédito empresarial sea más accesible y atractivo para las empresas que buscan expandirse o invertir en nuevas iniciativas.

¿Qué nos detiene para acceder a créditos empresariales?

No obstante, muchas empresas enfrentan grandes desafíos para acceder a él. De acuerdo con la Evolución del Financiamiento a las Empresas durante el trimestre octubre-diciembre del 2023, elaborada por el Banco de México (Banxico) 52.5% de las empresas entrevistadas señaló a las tasas de interés como la principal limitante para usar nuevos créditos, cuando en el trimestre previo la cifra fue de 51.8 por ciento. Otros obstáculos incluyen la situación económica general, el acceso a apoyo público y las condiciones de acceso al crédito.

A pesar de estos desafíos, la mayoría de las empresas encuentran que las condiciones actuales del mercado de crédito no constituyen una verdadera limitación para sus operaciones cotidianas. Esto sugiere que, si bien el acceso al crédito puede ser un desafío para algunas empresas, muchas siguen siendo capaces de operar de manera efectiva dentro del actual entorno económico.

En resumen, solicitar un crédito en la economía actual puede ser una estrategia viable para muchas empresas.

Sin embargo, es importante que previo a ello, realicen una evaluación exhaustiva de sus necesidades y posibilidades financieras. Pese a el actual entorno económico global, las empresas mexicanas, bien informadas y preparadas, tienen toda la capacidad para crecer y prosperar.

Por Alejandro Álvarez

Director de Mercadotecnia en Engen Capital desde 2012, con más de 14 años en liderazgo financiero y marketing en GE, Danone, WPP.

crédito economía actual economía mundial financiamiento
autor Alto Nivel es el medio mexicano con más de 30 años de historias, contenidos y noticias de economía, finanzas, negocios y líderes.