Buscador
LO MÁS VISTO
FRANQUICIAS IDEAS DE NEGOCIO GUÍA DEL EMPRENDEDOR
Ver revista digital
01-06-2022, 6:00:00 AM

Adaptación, el desafío de la tecnología

La tecnología puede ser un motor de crecimiento para cualquier negocio, pero se necesita buena adaptación para lograr su éxito.

Dentro del sector empresarial, el desarrollo tecnológico permea desde diferentes frentes con el objetivo de hacer más competitiva y eficiente la actividad de los negocios, hacer crecer su productividad y alcanzar mejores flujos de ganancias. Se podría decir que la tecnología es el motor de crecimiento de un negocio.

Sin embargo, esta evolución tecnológica no siempre se da de manera uniforme. Según la empresa o el sector productivo al que pertenece, cada compañía va adoptando, a su propio ritmo o de acuerdo con sus propios alcances, nuevas mejoras y formas de trabajar a su interior. En este punto, las aplicaciones y las herramientas automatizadas pueden desempeñar un papel protagónico en el desarrollo y crecimiento de los negocios.

Con la adopción de nuevas herramientas digitales y la integración de sus métodos las empresas encuentran un desafío fascinante en donde la capacidad de adaptación debe ser una de las principales fortalezas. Se trata de la cualidad que hará, a la larga, que las empresas puedan garantizar una vida más longeva y exitosa.

Adaptarse a los cambios es el actual desafío

Gran parte del éxito empresarial reside en la capacidad de adaptación que tienen los negocios hacia un mundo tan cambiante como el actual. El punto al que hemos llegado, demanda la inversión en tecnología por parte de las empresas.

Aún así, existen muchas empresas que todavía no han iniciado el inminente camino hacia la transformación digital, misma que puede significar su oportunidad de supervivencia hacia el futuro cercano. Además del valioso tiempo que están perdiendo por la falta de inversión en tecnología (tiempo que se traduce en dinero), este rasgo se coloca como una señal clara de que no existe en sus dirigentes la capacidad de adaptación y en un mundo de constantes cambios, esa nunca puede ser una buena señal.

La adaptación constante en el mundo de los negocios representa un desafío que la tecnología, por sí misma, puede impulsar para optimizar los procesos productivos que cada compañía posee. La importancia que la tecnología puede significar en una empresa reside, la mayoría de las veces, en los objetivos de triunfo que cada negocio quiere cristalizar en el futuro más próximo.

Entre los desafíos que la capacidad de adaptación trae consigo debemos considerar la atracción y retención de talento, el entendimiento y resolución de problemas, la creación y optimización de procesos internos, la búsqueda constante de crecimiento y sobre todo, la creación de una cultura organizacional tan flexible como los cambios y su capacidad de adaptación lo permitan.

Estas acciones deben sumarse a un claro entendimiento de todos los aspectos legales, entendimiento del mercado y la correcta ejecución de las estrategias emergentes que exige el ecosistema de proveedores y los socios estratégicos.

La implementación tecnológica, una ventaja competitiva
Aunque puede pensarse como un objetivo fácil de lograr, la innovación y la gestión del cambio son asignaturas pendientes para muchas organizaciones. La transformación digital no trata únicamente de las novedades tecnológicas y su irrupción en los negocios, sino también en cómo se adoptan y utilizan estas innovaciones tecnológicas en las empresas, es decir, cómo pueden hacer mejor el trabajo.

La inversión en tecnología resulta imprescindible para las empresas en la actualidad y forma parte de los procesos de cambio necesarios que cada negocio debe llevar a cabo. La adaptación debe entenderse como ese motor de cambio, como una revolución en la que cada industria tiene que vivir un proceso diferente.

Los líderes empresariales deben estar alerta constantemente en sus organizaciones para garantizar las mejoras de la productividad y obtener así una significativa ventaja competitiva. Invertir en tecnología debe entenderse como una revolución hacia el crecimiento que las compañías buscan.

La automatización y digitalización de procesos ofrece certeza y reducción de riesgos, es una oportunidad para desarrollarse de manera inteligente. Hemos comprobado que una pyme puede ahorrar hasta el 78% del tiempo que dedica a las gestiones cada mes.

Se estima que en 2025 del 30 al 50% de las transacciones B2B se llevarán a cabo en tiempo real. Las empresas se están apoyando de tecnologías que permiten simplificar sus procesos de pago y cobro frente a la transformación digital.

B2B digitalización Pymes