"Felicidad no es hacer lo que uno quiere sino querer lo que uno hace" - Jean Paul Sartre

¿Cuál es mi negocio?

¿Cuál es mi Negocio?
La pregunta más difícil

"Una empresa que no sabe definirse a sí misma
es muy probable que termine en el lado equivocado
de la cadena alimenticia de los negocios".
M. Michalko - Thinkertoys *

A primera vista, no hay nada más simple o más obvio que saber de qué se trata el negocio de una empresa. Una aerolínea mueve aviones, una editorial produce libros, una fábrica de carros produce... ¡carros!

Pero ¿cómo debe definirse a sí misma una compañía?

1.  Tomemos cinco aspectos:

  • Productos
  • Servicios
  • Mercados
  • Funciones
  • Tecnologías

2.   Y empecemos por plantearnos dos preguntas:

  • ¿Qué es nuestro negocio?
  • ¿Qué debería ser nuestro negocio?

3.   Definamos y organicemos nuestro negocio de acuerdo con los cinco aspectos mencionados arriba. Por ejemplo, la forma de describir el negocio de un editor podría ser:

Productos: Libros

Mercados: Libros para hombres de negocios

Funciones: Libros que proporcionan información empresarial

Tecnologías: Libros basados en las últimas técnicas de impresión.

4.   Bajo cada variable, escribamos una lista de las palabras claves de nuestro negocio. Palabras que describan los productos, servicios, mercados, funciones y tecnologías en nuestra industria.

En el ejemplo del editor podríamos tener:

PRODUCTOS:
libros pasta dura
libros de bolsillo
CD´s
casetes
bancos de datos
e-books
FUNCIONES:
información
entretenimiento
educación
entrenamiento
recursos
MERCADOS:
librerías
bibliotecas
universidades
empresas
correo directo
TECNOLOGÍAS
impresión
electrónica
audio
video
Internet
SERVICIOS
descuentos
clubes de libros
boletines
seminarios
centros de información

5. Revuelva y reuna sus productos, servicios, mercados, funciones y tecnologías de varias maneras para explorar nuevas ideas.

Supongamos que el editor conecta las siguientes palabras para crear una nueva idea:

casetes, entrenamiento, empresas, audio, seminarios

La idea resultante podría ser: Producir casetes de entrenamiento en ventas. Los casetes podrían estar basados en el inventario de libros sobre ventas que ya tiene el editor y podría ser vendido a corporaciones. Como parte del paquete, el editor podría incluir seminarios por los autores de los libros.

Otra conexión posible sería:

bancos de datos, información, internet, impresión, centros de información

La idea resultante: Un banco electrónico de datos que contiene toda la información de los libros de negocios del editor. Se crearía un fuente de información en internet a la que las organizaciones podrían afiliarse. También estarían disponibles reportes impresos que pueden ser adquiridos por los empresarios.

En resumen:

Un paso esencial en decidir la naturaleza de su negocio es realizar un análisis sistemático de las posibles combinaciones de productos, servicios, mercados, funciones y tecnologías disponibles.
¿Todavía son viables? ¿Permanecerán viables en el futuro cercano?

Piense en su negocio como en una olla con dos manijas. Una manija representa la naturaleza de su negocio hoy, la otra representa lo que será su negocio en el futuro. Para que no se riegue la sopa, hay que sostener la olla con ambas manos preguntándose: 

¿Qué es mi negocio? y ¿Qué debería ser mi negocio?