"El silencio es un amigo que jamás traiciona" - Confucio

Los cheques de Mario

Mario tenía que enviar cuatro cheques para cuatro amigos: Ana, Beto, Cata y Dino. Escribió las direcciones en los sobres, metió los cheques y los envió por correo.

Cuando salió de la oficina de correo una duda lo atormentó:
"¿Habré puesto cada cheque en el sobre correcto?"

Días despúes recibió dos llamadas casi simultaneas de Ana y Beto.
Cuando terminó de hablar con ellos, Mario pensó: "Bueno, al menos no tengo que llamar a nadie más para saber lo que pasó con los cheques".

¿Cuantos cheques incorrectos envió Mario?
¿Por qué Mario está seguro de que no necesita hacer ninguna llamada adicional?

Ver respuesta