"Una era construye ciudades. Una hora las destruye" - Séneca