La magia de los negocios diminutos

http://emprendedor.com/2015/?p=1012

No hay que ser grande para ganarse la vida a lo grande

Sharon Rowe

Reseña

Los empresarios deben tener valor, optimismo y un alto sentido de su misión. Sharon Rowe demostró estas cualidades cuando comenzó su pequeño negocio Eco-Bags Products. Tenía poco dinero, poco tiempo (era madre primeriza) y carecía de experiencia en negocios (era actriz). Gracias a su arduo trabajo, audacia y perseverancia –por no mencionar las tarjetas de crédito de bajo interés– Eco-Bags Products es ahora una empresa multimillonaria. Rowe explica cómo todo eso cobró forma en su perspicaz manual. Ella describe sus procesos de negocios y su mentalidad en detalle para que otros empresarios puedan obtener sabiduría práctica e inspiración de su experiencia. getAbstract recomienda su apasionante recuento a empresarios tanto actuales como futuros.

En este resumen usted aprenderá

  • Lo que el recorrido de Sharon Rowe con Eco-Bags Products demuestra acerca de los negocios pequeños y
  • Qué estrategias le ayudarán a comenzar, dirigir y sostener un negocio pequeño.

Ideas fundamentales

  • Eco-Bags Products, empresa que vende bolsas para el supermercado reutilizables, tipifica un pequeño negocio.
  • Como una pequeña casa, un pequeño negocio se construye manteniendo un enfoque en lo que usted considera esencial.
  • Los empresarios que dirigen pequeñas empresas pueden divertirse sin presión y pueden ganarse la vida. Pueden ser positivos y optimistas.
  • Las pequeñas empresas dependen del incremento, es decir, de dar pequeños pasos para seguir adelante.
  • Los dueños de pequeños negocios pueden planear sus vidas para dar espacio al tiempo libre y las vacaciones.
  • Las empresas de la pequeña categoría empresarial deben ser profesionales y estar atentas a sus números.
  • Los pequeños empresarios se preocupan por lo que deben hacer, no por lo que sería lindo hacer. Tratan de ver los desafíos como oportunidades.
  • Sharon Rowe, fundadora de Eco-Bags, es una firme creyente en la “co-copetición” con empresas similares.
  • Cuando Rowe apareció en el programa de televisión de Oprah Winfrey, los ingresos anuales de Eco-Bags aumentaron de 700 mil a 2,2 millones de dólares.
  • Proteja su pequeño negocio registrando sus marcas y otra propiedad intelectual.

Resumen

¿Qué es un negocio diminuto?

La mayoría de la gente trabaja para ganarse la vida, pero a muchas personas no les gusta su trabajo. No están satisfechas y no son felices. Si usted se encuentra en esa rutina, establecer un negocio diminuto puede ser el camino hacia una vida más gratificante. Los propietarios de negocios diminutos apuestan por sí mismos. Sin embargo, la decisión de iniciar un negocio por su cuenta puede ser desalentadora. Se necesita valor, creatividad, paciencia, persistencia, disciplina, un buen plan y un fuerte propósito. Como una casa diminuta, un negocio diminuto se construye manteniendo el enfoque en lo que usted considera esencial.

“Un negocio diminuto consiste en construir algo ágil y rentable, en sus propios términos, para que usted (…) pueda estar en casa para la cena”.

Un negocio diminuto no es una empresa de una sola persona con un solo empresario que trabaja sin parar en un dormitorio mientras apenas cubre los gastos. Un negocio diminuto puede generar grandes ingresos, contratar a varios empleados y permitir que el propietario mantenga un horario que incluya tiempo libre y vacaciones. Pero, como cualquier empresa, un negocio diminuto requiere prestar atención a lo básico, establecer prioridades, estar comprometido y nunca sacrificar sus principios.

“Es un enfoque disciplinado enfocado, centrado en hacer que su trabajo funcione para usted”.

A medida que planifica su pequeño negocio, puede que no sepa exactamente lo que quiere, pero probablemente sabe lo que no quiere: presión, estrés y locura las 24 horas del día. A menudo, un pequeño negocio es la encarnación práctica de lo que su fundador quiere lograr en la vida, siempre y cuando eso incluya ver los retos como oportunidades. Estos empresarios suelen descubrir que pueden expandir sus empresas a un ritmo razonable y que ejercen mucho control. Saben que el crecimiento es bueno, pero no el crecimiento a toda costa.

“Puede sentir que un nuevo producto no está listo o no es adecuado, y la mejor manera de saber si tiene potencial es simplemente (…) dar ese primer paso”.

Las empresas diminutas no son solo una vía hacia los cheques de pago. Los propietarios se enfocan en la ganancia mientras aprenden a no perder el tiempo en cosas no esenciales. Quieren ver crecer sus empresas, pero no a costa de su integridad o de su vida personal. Estos negocios reflejan la preocupación de sus dueños sobre temas más importantes. Pueden traer alegría y felicidad a sus fundadores.

Sharon Rowe y su empresa Eco-Bags Products

Cuando Sharon Rowe comenzó Eco-Bags Products en 1990, no se dio cuenta de que estaba creando un gran ejemplo de un pequeño negocio o que podía convertir a la compañía en una empresa multimillonaria. Rowe trabajó bajo sus propios términos y le dio prioridad a su familia y a su tiempo libre para vacaciones y otras actividades no laborales.

“Un negocio diminuto no es (…) una forma fácil, de ninguna manera, para enriquecerse rápidamente. Se basa en sus valores y toma una visión a largo plazo que requiere paciencia y persistencia”.

Antes de aventurarse en el mundo de los negocios, Rowe era actriz. Lo hizo bien, pero ganaba poco dinero. Luego, tuvo un bebé, un punto de inflexión en su vida. Aunque no tenía formación comercial, decidió abandonar su carrera de actriz y comenzar un negocio. Su objetivo era ganarse la vida y contribuir a hacer del mundo un lugar mejor. Estaba decidida a asegurarse de que su bebé y su vida familiar siempre estuvieran primero. Quería administrar su tiempo y no quería hipotecar el presente para el futuro. Su gran idea fue introducir la idea de las bolsas para el supermercado reutilizables en Estados Unidos. La primera vez que encontró bolsas similares en Francia, pensó que la idea era buena para el medio ambiente.

La satisfacción de las empresas diminutas

El nuevo negocio de Rowe la satisfizo de tres maneras importantes:

  1. “Encontré algo que me apasionaba (mi ‘por qué’)” – Rowe sabía que quería ayudar al medio ambiente, en este caso, deshaciéndose de las bolsas de plástico.
  2. “Empecé un negocio que soluciona un problema (más de mi ‘por qué’)” – Las bolsas de plástico provocan un gran daño ecológico.
  3. “Utilicé mis recursos (mi ‘cómo’)” – Rowe invirtió su dinero para poner en marcha su negocio. Dependía de las tarjetas de crédito para superar los momentos difíciles.

El comienzo

Rowe se concedió tres meses para hacer que Eco-Bags Products funcionara. Después de eso, si no funcionaba, tendría que buscar otro trabajo. Preguntó a los comerciantes cercanos a su casa si les gustaba la idea de las bolsas reutilizables. Muchos lo afirmaron. Enlistó a un fabricante alemán para producir las bolsas que tenía en mente. En el Día de la Tierra de 1990, Rowe lanzó su diminuto negocio. Ofreció Eco-Bags a la venta en una feria callejera en la Sexta Avenida de Manhattan. Vendió todas sus existencias en cuatro horas. Esta exposición en la calle llevó a Newsday a mencionar Eco-Bolsas en un artículo. Esta valiosa publicidad estimuló las ventas masivas por correo. Pronto, Eco-Bags Products se asoció con Stow Mills, un gigantesco distribuidor de productos naturales.

“Si su negocio fracasó, hable (…) de por qué fracasó y de lo que sabe ahora que no sabía entonces”.

El nuevo negocio de Rowe estaba en marcha. Entonces, descubrió una verdad básica sobre su nueva empresa: sus productos no estaban a cargo. Los consumidores lo impulsaban reaccionando positivamente a la historia aspiracional de su compañía, su propósito, producto e impacto positivo. Rowe comenzó a participar en ferias de productos naturales. Esto rindió frutos en nuevos puntos de contacto de negocios de minoristas y distribuidores.

Y entonces… Oprah

En 2006 las ventas de Eco-Bags Products se dispararon cuando The Oprah Winfrey Show las presentó en una transmisión televisiva. Rowe había decidido contratar a una empresa de relaciones públicas y gastar mucho dinero para que su producto fuera mencionado en Oprah en el primer programa que Winfrey dedicó al Día de la Tierra. La publicidad positiva del programa impulsó los ingresos de Eco-Bags Products de 700 mil a 2,2 millones de dólares anuales. Para manejar el aumento del negocio, Rowe contrató a tres nuevos empleados y trasladó su empresa a una oficina más grande y costosa.

La recesión

Sin embargo, las cosas no siempre fueron de color de rosa para Eco-Bags Products. La compañía fue descuidada con los gastos. No produjo pronósticos ni presupuestos. No se preparó para el futuro. La Gran Recesión no pudo haber llegado en peor momento para la compañía. La firma de Rowe estaba sobrecargada; no tenía reservas de efectivo. Sus ingresos se redujeron a la mitad. Para hacer frente a esta situación, Rowe contrató a un nuevo director general, Alan Shapiro, un ejecutivo capaz con una sólida reputación y una vasta experiencia. Recortó su propio salario a cero. Eco-Bags Products se puso en contacto con sus socios, proveedores y clientes, los puso al día sobre el impacto de la recesión en el negocio y les explicó los pasos que estaba tomando para cambiar las cosas.

“¿Qué pasa si ellos venden y promocionan nuestra marca y nosotros hacemos lo mismo por la suya? (…) ¿Qué pasa si tomamos una postura cooperativa y generosa y les pedimos lo mismo? ¿Qué tal si practicamos la co-copetición?”

Una vez que Eco-Bags Products salió de la recesión, Rowe contrató a Mac McCabe, un ex ejecutivo de L.L. Bean, como la persona a quien acudir para cuestiones financieras y pronosticador de la firma. Con McCabe a bordo, Eco-Bags Products basa sus decisiones de negocio en previsiones y márgenes. Como explica McCabe, “Si usted entiende sus números y cómo esos números impactan los resultados, casi siempre mejorará sus probabilidades de éxito”.

Cuando la competencia y la cooperación se combinan

Como muchas otras compañías, Eco-Bags Products tuvo un gran tropiezo económico en la recesión. Sin embargo, ya se había forjado una posición viable en el mercado. Como resultado, otras empresas comenzaron a entrar en su sector. La compañía de Rowe dio la bienvenida a estos competidores a unirse a Eco-Bags Products para “limpiar el planeta bolsa por bolsa”. Los ejecutivos de Eco-Bags Products basaron su decisión de actuar de esta manera en una estrategia de “co-copetición” que une la competencia y la cooperación.

“Cuando se enfoca en una dirección, con propósito e intención, tienden a surgir oportunidades que están en sintonía con lo que está haciendo. Como por arte de magia”.

Onyeka Obiocha, directora de innovación del Centro de Servicio Público y Justicia Social de Yale, desarrolló este concepto. Como ejemplo de cómo puede funcionar la cooperación con la competencia, Eco-Bags Products vendió y promocionó los bolsos de sus rivales, y ellos hicieron lo mismo con Eco-Bags Products. Al asociarse con ellos, Eco-Bags Products facilitó a sus clientes el depender de su marca para todas sus necesidades de bolsas reutilizables. Es una gran victoria para todos los implicados, incluido el medio ambiente. Rowe cree que tratar de ser dueño de una categoría entera es una propuesta perdedora.

Conocimientos prácticos sobre los negocios diminutos

Rowe aprendió lecciones valiosas como empresaria de un negocio diminuto:

  • Vigile su tiempo – No empiece un negocio cuando esté bajo presión o esté ocupado.
  • Dé pequeños pasos – Trabajar de manera incremental es clave.
  • Haga marketing colaborativo – Identifique marcas afines para colaborar.
  • Esté preparado para las caídas – Aumente su flujo de efectivo, deje de pisar el pedal de cuentas por pagar, presione el pedal de cuentas por cobrar y pida a los proveedores que le extiendan los plazos. Sea transparente con sus empleados, especialmente si debe reducir sus horas de trabajo.
  • Priorice – Concéntrese en las necesidades, no en las sutilezas. Elija “muy bien” en vez de “perfecto”.
  • Siga la regla 80/20 – Por cada 80% de buenos resultados, permítase un 20% para fallar y reiniciar. La regla significa que el 20% de sus clientes realiza el 80% de sus compras y que el 20% de su publicidad produce el 80% de los resultados.
  • Verifique semanalmente – Monitoree sus prioridades personales y profesionales semanalmente. Hacerlo a diario es aun mejor.
  • Controle el flujo de efectivo – Calcule los gastos predecibles por adelantado contra una previsión con cifras históricas.
  • Mida su tolerancia al riesgo – Pregúntese: ¿Cuál es su nivel actual de seguridad financiera? ¿Cuánto tiempo espera que dure? ¿Cuánto dinero necesita para operar? ¿Cambiará esto en los próximos meses? ¿Puede darse el lujo de perder dinero? ¿Cuánto podría perder antes de estar en problemas? ¿Puede operar sin dinero ahora? Si es así, ¿cuánto? Si el flujo de dinero se detiene, ¿puede seguir teniendo una vida razonable?
  • Enliste especialistas en derecho y contabilidad – Contrate a un abogado especializado en propiedad intelectual para que proteja sus derechos de marca y similares. Contrate a un contador y, si corresponde, asóciese con un fabricante. Toda empresa necesita un contable que organice su contabilidad y un director financiero que se encargue de las previsiones y los presupuestos.
  • Protéjase legalmente – Nunca dependa de acuerdos verbales. Registre su marca en todas sus variantes. Cree una Alerta de Google que supervise la aparición de sus marcas en internet. Prepare una carta de cese y desistimiento y envíela si alguien transgrede sus marcas registradas.
  • Invierta sus ganancias en la empresa – Sus ganancias son sus ingresos menos sus gastos y salario. No gaste sus ganancias en usted; inviértalas en su negocio. Establezca una declaración de ingresos mensuales proyectada que detalle sus ingresos y gastos.
  • Establezca activos de marca básicos – Tenga un perfil de LinkedIn, un resumen de negocio de dos oraciones, una biografía profesional de 120 a 150 palabras, otra de 300 palabras, un retrato en alta y baja resolución y un sitio web comercial.
  • Compita por premios – Cuanta más exposición asegure, mejor. Haga todo lo posible para ganar premios comerciales. Nomínese a sí mismo.
  • Conserve su tiempo libre – Bloquee el tiempo en su calendario. Incluya vacaciones.
  • Participe en ferias y conferencias – Estas reuniones brindan conectividad empresarial.
  • Prepárese para el futuro – Mantenga bajos los gastos generales. Preste atención a los pronósticos. No se expanda hasta que esté seguro de que está listo. Ahorre para emergencias. Cree relaciones positivas con los bancos para facilitar el acceso a los préstamos que pueda necesitar.

Comparta sus conocimientos de negocios

Comparta su historia de éxito con otros dueños de empresas diminutas. Piense en esto como participar en un ciclo de reciprocidad cortés. Hable públicamente sobre su negocio. La manera más efectiva de compartir su experiencia es contar historias, que resonarán con su audiencia más poderosamente que hechos y cifras.

“Intencionalmente, hice crecer un negocio diminuto de una idea diminuta a una operación rentable multimillonaria a mi propio ritmo, mientras priorizaba la familia y las vacaciones.”

Comparta sus conocimientos asesorando o entrenando a empresarios que están iniciando pequeños negocios. Presente discursos sobre su negocio en universidades locales, clubes cívicos, bibliotecas y cámaras de comercio. Aproveche cualquier oportunidad que se le presente para difundir la “magia” de los negocios pequeños. Esto será una publicidad efectiva para su empresa, y usted puede inspirar a otros para que inicien sus propios negocios diminutos.

Sobre la autora

La empresaria y oradora Sharon Rowe es fundadora de Eco-Bags Products, que vende bolsas de origen natural a precios bajos para hacer de la reutilización de recursos una forma de vida.

Fuente: www.getabstract.com